martes, 27 de mayo de 2008

La Posta de Diligencias



Esta casa ubicada en las actuales calles Rivera y Giannarelli, fue sede de la Primera Posta de Diligencias, en los primeros tiempos de nuestra población. Se la conocía como la "Posta del Ángel".

Aquí arribaban las diligencias que venían desde Melo o Treinta y Tres, para l(uego de 1891), seguir viaje en tren a Montevideo. El mismo trayecto hacían quienes venían desde la capital, por lo que Nico Pérez se convirtió en punto de llegada y partida de mucha gente, y tenía por ese motivo una vida social muy activa.

En un principio solamente había unos ranchos de terrón. Adquirida luego por Pedro Sarasola, se construye esta casa de material. En la parte superior de la misma aún podemos observar dos bustos de los hermanos Sarasola, obsequio de un viajero escultor, que realizaba las esculturas de los panteones del recién creado cementerio.

Este lugar aparece en el libro de Roberto J. Payró "Crónica de la Revolución oriental de 1903" . Corresponsal del diario La Nación de Buenos Aires, se hospedó en él en ese año, cuando cubrió la nota del desarme del ejército de Aparicio Saravia y el Pacto de Nico Pérez. Por aquel entonces se la conocía como "Hotel Sarasola", y Payrós relata en el día 28 de marzo:

"Aquí, en el patio de la posada de Sarasola se ha formado un interesante grupo, en torno de un joven que toca la guitarra y canta con bastante buena voz. A pesar de su traje descuidado (y con razón, pues los revolucionarios han vivido varios días a la intemperie bajo la lluvia torrencial) se ve que no es un hombre del pueblo, y las coplas quelanza al viento enmedio de su auditorio silencioso y recogido hasta el final, en que interrumpe en aplausos y vivas, son de buena factura y cantan la patria y el partido con entonación lírica y corte romántico."

Más adelante expresa: "Centenares de personas han comido -si esto es comer-, en el hotel, y a punto hemos estado los pasajeros que no acudimos a primera hora de quedarnos sin un mendrugo de pan."

Hoy con reformas, aún se mantiene en pie este edificio que fuera en aquellos tiempos, centro de reunión de los viajeros que llegaban al lugar, y en especial, fue el centro de reunión en los días de marzo de 1903 cuando Saravia pasó revista a sus tropas frente a él, en el mencionado desarme que provocara la firma del Pacto de Nico Pérez.







1 comentario:

Angela dijo...

Excelente página, BUEN RECORRIDO POR LA HISTORIA DE NUESTRO PUEBLO,
FELICITO A QUIENES TUVIERON TAN BUENA IDEA. GRACIAS
ANGELA CHAVES MIRABALLES